10 cosas que nunca debes decirle o hacerle a una mamá embarazada

10 cosas que nunca debes decirle o hacerle a una mamá embarazada

Todas sabemos que el embarazo conlleva altibajos hormonales. Esto, sumado a la incomodidad que suponen ciertos cambios físicos durante estos nueve meses de gestación, puede hacer que nuestro humor se vea afectado negativamente,  especialmente cuando nos repiten los mismos comentarios molestos. Aquí tienes 10 frases que no deberías decirle nunca a una mujer embarazada. ¡Ten cuidado!

 

  1. ¿Estás segura de que no vas a tener gemelos? Con esta pregunta lo único que harás es darle entender que está con un exceso de peso.

 

  1. ¿Llorando otra vez? Cuando se está embarazada se experimenta toda clase de cambios hormonales, así que si ella inexplicablemente se pone a llorar viendo la película de la televisión de nuevo es mejor no recalcarlo. Las emociones están a flor de piel y no hacen mal a nadie.

 

  1. Nunca te comas el último pedazo de absolutamente nada, aunque tú no hayas comido ni un trozo de pizza o quieras una rebanada de pastel, déjalo. Ya tendrás otra oportunidad para hacerlo.

 

  1. No bebas delante de ella, aunque ella te diga que no hay inconveniente en que lo hagas, es mejor que lo evites.

 

  1. Quejarte sobre la cantidad de veces que orina, tiene una pequeña criatura sentada sobre su vejiga, es esperable que orine cada 10 minutos. ¡Ten un poco de paciencia!

 

  1. ¡La casa es un desorden! Ni se te ocurra siquiera mencionarlo. Seguramente esta futura mamá no pueda atarse los cordones por el tamaño de su vientre, no esperes que ordene la casa. 

 

  1. ¿Te has puesto a pensar lo doloroso que será el parto?, este tipo de conversaciones solo harán que el estrés de la embarazada aumente y con ello su malhumor.

 

  1. Darle regalos relacionados únicamente al bebé,  a menos que ella te pida algo específico para el bebé que viene en camino intenta regalarle otras cosas. Además de ser mamá ella es muchas cosas más.

 

  1. No dejarla hacer nada, ¡está embarazada no enferma!

 

  1. Decirle cosas como: ¡Woow tus pies están enormes!, no digas nada sobre los cambios de su cuerpo y si ella lo hace ¡niégalo todo!