6 diferencias entre tu piel y la del bebé, y cosas que debes saber para tener un mejor cuidado.

6 diferencias entre tu piel y la del bebé, y cosas que debes saber para tener un mejor cuidado.

  1. La piel del bebé tiene un pH neutro.
    Compartir el baño es una excelente manera de estar con tu bebé, y es mejor aún si usas un jabón especial en lugar de compartir tus productos. "La delicada piel del bebé necesita sustancias más suaves que la piel de los adultos," explica la Dra. Kirsten (CRM-PR 12996), dermatológa pediatra y mamá de una niña. "Si usás jabón, debe ser con un pH más cercano al nivel natural del de su piel," sugiere.
  1. La piel del bebé pierde humectación durante el baño.
    Puedes mantener la humectación con el Jabón en Barra de Humectación Enriquecida, ya que es más suave y nutritivo que el jabón para bebé común.
  1. La piel del bebé necesita humectación constante. 
    Como la delicada piel del bebé pierde humectación tan rápidamente, es lógico que quieras que la crema lo mantenga cómodo el mayor tiempo posible.
  1. La colita del bebé es delicada.
    La colita de tu bebé es más pequeña que la tuya, pero necesita más cuidados. La humedad del pañal puede hacer que la piel del bebé sea más susceptible a la irritación, y para evitarlo podés usar una crema protectora brinda proteccion y alivio instantáneo.
  1. Sin lágrimas es mejor.
    Tu piel es distinta a la de tu bebé, pero los ojos son iguales: pican cuando se mete un poco de jabón. Los shampoos sin lágrimas, probados por oftalmólogos, como el Shampoo de Humectación Enriquecida, evitan el problema.
  1. El cuero cabelludo del bebé es sensible. 
    Tu cuero cabelludo resiste todo cuando te secás el pelo, pero el de tu bebé es muy sensible. Podés protegerlo envolviéndolo con una toalla, para que absorba la humedad y queden hermosos.