Artículos esenciales para un recién nacido y su madre

Artículos esenciales para un recién nacido y su madre

Si eres mamá primeriza seguramente te has estado preguntando ¿Qué necesitan tú y tu bebé durante las primeras semanas después de su nacimiento? 
Muchas veces los padres compran cosas que probablemente son innecesarias y sus bebés no las utilizarán. En un principio los recién nacidos solo requieren de lo primordial, salud, alimentación, cuidado, higiene, descanso y mucho amor. 
Te dejamos unos tips que te serán de gran ayuda en está nueva etapa

  1. ALIMENTACIÓN 

- Almohadas para amamantar. Estas prácticas almohadas te ayudan a sostener cómodamente a tu bebé mientras lo alimentas. 
- Toallitas húmedas o paños. Son muy útiles para limpiar la leche que regurgita el bebé o cualquier otro líquido que se derrame. 
- Biberones y tetinas (o mamilas) para biberón. Incluso si decides amamantar exclusivamente a tu bebé, asegúrate de tener algunos biberones y tetinas para recién nacido en casa. 

  1. HIGIENE 

    - Toallitas húmedas desechables para bebé. Es bueno tenerlas a la mano para limpiar a tu bebé cuando le cambias el pañal.
    - Crema contra rozaduras o vaselina. Protege la delicada piel de tu pequeño contra las rozaduras de pañal.
    - Pañalera. Es preferible que sea impermeable, así será más fácil de limpiar si hay algún accidente,
    - Bañera de plástico. Una bañera diseñada especialmente para bebés, que son muy activos, mantendrá seguro al tuyo y le dará un descanso a tu espalda. 
    - Champú para bebé. Procura que sea suave y recuerda que solo tienes que usar un poco. 
  2. DESCANSO 

- Cuna. Las cunas las puedes utilizar desde los 0 a los 3 años
- Ropa de cama. Compra al menos dos juegos de sábanas para cuna, debes dejar las mantas (cobijas) y edredones fuera de la cuna, ya que la ropa de cama suave presenta el riesgo del síndrome de muerte súbita del bebé o SIDS. Tampoco uses un protector de los que van alrededor de la cuna (crib bumpers). Los expertos no los recomiendan porque también representan un riesgo de muerte súbita del bebé. 

  1. SALUD 

- Perilla de succión. Úsala con gotas de solución salina para limpiar la nariz de tu bebé. 
Un cepillo de bebé con cerdas suaves. Este tipo de cepillo es especialmente útil para tratar la costra láctea (caspa y grasa en la cabeza) del bebé. 

  1. PARA MAMÁ 

- Brasieres para la lactancia. Para tu comodidad, compra brasieres de puro algodón sin varillas. Algunos se desabrochan en la espalda y otros se abren al frente, entre las copas. 
- Almohadillas protectoras para el brasier (desechables o lavables). Colocar estas almohadillas en las copas de tu brasier puede mantener tus blusas secas en los intervalos en que no le estás dando el pecho a tu bebé. 
- Toallitas húmedas y crema para hemorroides. Incluso si no tuviste hemorroides durante el embarazo, podrías descubrir que las tienes como consecuencia de haber pujado durante el parto. 
- Bolsitas de hielo, almohadillas frías de gel o compresas heladas. Si se te desgarró la zona genital durante el parto, esto te ayudarán a recuperarte reduciendo la inflamación y adormeciendo el dolor.