Asfixia postural, cómo prevenirla

Asfixia postural, cómo prevenirla

Como su nombre lo indica, los autoasientos fueron creados para proteger a los más pequeños mientras viajan en un vehículo de motor. Darles otro uso, como cuna, dispositivo para pasear o incluso juguete puede desencadenar una lesión.

La asfixia postural ocurre cuando una persona no puede obtener suficiente aire para respirar debido a la posición de su cuerpo, los niños pequeños son los más susceptibles a que les ocurran este tipo de lesiones que pueden desencadenar en la muerte. La asfixia postural ocurre cuando un niño duerme en un dispositivo no apto para dormir o bien, en una posición peligrosa.

Para prevenirla te compartimos los siguientes tips:

  1. Todos los niños deben de dormir en una superficie plana, sin muchas almohadas o juguetes como peluches. Deben acostarse con la espalda en la superficie, por lo que usar el autoasiento para dormirlo nunca debe de ser una opción.
  2. No cubras al bebé de tal manera que no puedas verlo así podrás darte cuenta si está respirando bien y al mismo tiempo evitar golpes de calor
  3. Cuando instales el autoasiento en el coche asegúrate que cuenta con la inclinación para su talle y peso, esto ayuda a evitar que se obstruyan sus vías aéreas. La inclinación necesaria se logra dentro en el vehículo, sin embargo, al bajarlo el ángulo puede cambiar y esto puede provocar que su cabeza se doble hacia adelante, poniéndolo en riesgo.
  4. Recuerda que la asfixia postural no puede ocurrir únicamente en los autoasientos, puede ocurrir también en columpios, mecedoras o carriolas.
  5. Recuerda que nada puede sustituir la supervisión de un adulto, cuando están dormidos y despiertos.
  6. Recuerda que en las carriolas los bebés pueden moverse de posición y comprometer la entrada de aire, no importa que uses los cinturones para amarrarlos.
  7. Si vas a hacer un viaje en auto, considera realizar paradas periódicas en las que puedan bajarse todos los pasajeros, incluidos los bebés, con el fin de no mantenerlos en la misma posición lagos periodos de tiempo. Recuerda que entre más tiempo pase en su autoasiento, menor es el oxígeno que entra a su sistema, sacarlo y colocarlo en otra posición le permite volver a respirar completamente.
  8. Si tu autoasiento cuenta con un inserto para recién nacidos, revisa tu manual para conocer en qué casos debes usarlo y en cuáles quitarlo.
  9. Recuerda que los portabebés nunca deben ser usados como cama o cuna y los menores nunca deben estar en uno sin estar correctamente ajustados (aunque no estén dentro del coche).
  10. Recuerda que fuera del coche los bebés están más seguros en los brazos de un cuidador que su autoasiento colocado en la carriola. No abuses de los sistemas de viaje provocando que el bebé pase largos periodos del tiempo entre el coche y la carriola.

Respetemos el uso principal de los autoasiento y usémoslos únicamente para viajar en un vehículo de motor. Recuerda que entre más pequeños son, menor es el tiempo que deben pasar en su autoasiento por lo que cargarlo o ponerlo en su cuna al salir del coche es la opción más segura.

Construyamos juntos una infancia más segura.

Psic. Alma Cruz

Especialista en seguridad infantil