Básicos para la habitación del bebé

Básicos para la habitación del bebé

Tu bebé está casi por llegar o recién nació y estás preparando su dormitorio con todo lo esencial para esos primeros meses de vida. Aquí una lista de lo que vas a necesitar y también de algunos artículos que te van a ayudar a organizarte mejor. Tu pequeño pasará durmiendo la mayor parte del día las primeras semanas, así que es importante que tengas estos artículos listos antes de que nazca:

  • Cuna o moisés.
  • Colchón firme y justo del tamaño de la cuna (si quedan espacios entre el colchón y la cuna tu bebé podría quedar atrapado ahí).
  • Ropa de cama que le queden bien ajustadas al colchón (para reducir el riesgo de muerte de cuna).
  • Protector para el colchón de la cuna (para proteger el colchón en caso de que el pañal del bebé se abra o haya un accidente).
  • Protector para los bordes de la cuna.

¿Sabías que en los primeros días de vida de tu bebé cambiarás de 10 a 12 pañales por día? Ten un área lista con todo lo necesario para que puedas hacerlo lo más eficientemente posible. También, si decides dar pecho, es una muy buena idea tener una almohada para dar de lactar porque te ayudará a sentirte más cómoda al hacerlo.

  • Una almohada para dar de lactar.
  • Pañalera.
  • Cambiador portátil.
  • Algodón o toallitas desechables.
  • Crema para prevenir pañalitis, rozaduras o irritación en la zona del pañal.
  • Trapitos para repetir.

Aunque al principio tu recién nacido no apreciará con sus ojitos, la decoración o colores de su dormitorio, en unas pocas semanas sí podrá empezar a distinguirlos. También, hay algunas cosas que necesitarás tener para tu comodidad y la de tu bebé: Mecedora, móvil, tapete, papel tapiz, cenefas o viniles. Más allá de los esenciales para tu bebé, recuerda que su seguridad es fundamental, recuerda que no es necesario poner almohadas en la cuna, el bebé no las necesita. Los juguetes de peluche también suelen atraer ácaros de polvo, así que es mejor eliminarlos para prevenir ataques de asma. Si ya los tienes, asegúrate de lavarlos cada cierto tiempo y de mantenerlos fuera de la cuna siempre.