Cinturón de seguridad durante el embarazo

Cinturón de seguridad durante el embarazo

La etapa de embarazo está llena de cambios y sorpresas. Desde el momento en el que nos enteramos que nuestra familia contará con un nuevo integrante procuramos cuidarnos más, comer mejor, no cargar cosas pesadas y seguir un sinfín de consejos médicos y de personas cercanas. Nuestra prioridad es cuidar a nuestro bebé.

Sabemos que al viajar en un automóvil la seguridad de tu familia siempre es una prioridad. Es muy importante que todos los pasajeros utilicen siempre el cinturón de seguridad o autoasiento, ya sea que viajen en los asientos delanteros o traseros. Al estar embarazada esto debe continuar igual, es necesario que siempre viajes con el cinturón de seguridad correctamente colocado para protegerte a ti y a tu bebé en el caso de un siniestro.

Para asegurarte que estás usándolo de la manera correcta te compartimos estos tips:

  • Usa siempre un cinturón de tres puntos
  • Pasa la cinta diagonal por el hombro, entre tus senos y por un costado de tu pancita para abrocharlo. Nunca la pases por debajo de tu brazo ni por atrás de tu espalda.
  • La cinta de la cadera debe de ir sobre los huesos que salen de la cadera (crestas iliacas), es decir, por debajo de la panza. Nunca la pases por encima de tu abdomen o sobre tu pancita.
  • Mantén el respaldo de tu asiento lo más derecho posible.

Existen accesorios que ofrecen ayudar a colocar el cinturón de una manera más cómoda, sin embargo no existen pruebas de seguridad que confirmen que en el caso de un siniestro el cinturón de seguridad va a funcionar como debe de funcionar. Si detectas alguna molestia en tu cuello al estar usándolo, muévelo para lograr un mejor ajuste (hay vehículos que permiten mover la altura del cinturón y elevar el asiento). No coloques ningún accesorio en la cinta diagonal para evitar el roce.

Si vas a manejar considera lo siguiente:

  • Igual que como pasajero, siempre usa el cinturón de seguridad correctamente.
  • Coloca tu asiento tan lejos como puedas del volante, siempre permitiendo alcanzar los pedales de una manera cómoda.
  • Si el volante es ajustable, intenta subirlo para que no quede en tu estómago. Esto permitirá que en caso de que se active la bolsa de aire lo haga sobre tu pecho y no sobre tu pancita.

Siempre verifica que los demás pasajeros están utilizando correctamente su cinturón de seguridad o autoasiento infantil.

Construyamos juntos una infancia más segura