Cómo decirle a tu hijo que su mascota murió

Cómo decirle a tu hijo que su mascota murió

Sofía tuvo un pez beta que le duró ¡9 años!, prácticamente toda su primaria y parte de su secundaria. Cada tarde que llegaba a casa veía cómo nadaba y le daba de comer, aunque notaba que algunos meses era más ágil al nadar, nunca se cuestionó algo, lo que nunca supo es que su mamá cambiaba al pez cada vez que por algún descuido éste moría al irse por la tubería cuando limpiaban la pecera o cuando amanecía muerto, así, de la nada.

 

Muchos padres de familia prefieren no dar pesar a sus hijos e incurren en estas situaciones, sin embargo, a la larga no es tan benéfico para los pequeños pues ellos deben poder enfrentarse a situaciones adversas.

 

Una mascota se convierte en un integrante más de la familia y es por ello que su muerte es muy sensible para todos.

 

Hay tres claves para manejar esta situación:

 

  1. Sé claro

No temas decirle que su mascota murió. Habla en un lenguaje acorde a su edad y dile lo ocurrido en términos generales.

 

  1. Aclara sus dudas

Ésta es la primera vez en que tu hijo enfrentará una situación de pérdida, por lo que debes estar muy al pendiente de aclarar todas las dudas que tenga respecto a dónde ‘se irá’ y lo que pasará con el cuerpo de la mascota. Usa un lenguaje sencillo y sé directo, evita frases como ‘se fue al cielo’ pues esto confundirá más a tu pequeño.

 

  1. Respeta el luto

Muchos padres corren a comprar una mascota que reemplace a la que murió, pero no es recomendable. Deja pasar algunos meses en donde se haga un cierre de emociones con la mascota que murió.