Cómo elegir el biberón ideal para tu beb@

Cómo elegir el biberón ideal para tu beb@

Aunque hayas elegido amamantar a tu bebé, algunas veces es indispensable adquirir biberones, ya que debes volver al trabajo, uso de medicamento, etc. Actualmente hay una gran diversidad de biberones, por lo tanto, debes tomar muchos puntos en cuenta.

Estos se clasifican por su tamaño, edad, material, chupón, higiene, resistencia, practicidad, costo, etc.

En la forma del biberón, existe mucha variedad y cada modelo tiene sus propias ventajas. Hay algunos que son de fácil agarre para que el bebé se independice pronto, los anticólicos y antirreflujo, estos son de forma curva y con esto reducen la cantidad de aire ingerida por el pequeño.
También tienes que tomar en cuenta los chupones, si son de látex, resultan más suaves y cómodos para el beb@.
Los chupones de silicón son mucho más higiénicos, transparentes y suaves.

La mamila más adecuada para recién nacidos y hasta el primer mes de vida es la de flujo lento las de flujo medio resultan aconsejables a partir del tercer y cuarto mes.

¿De plástico o de vidrio?
Los de vidrio son más higiénicos y fáciles de limpiar. No absorben los sabores ni los olores de los alimentos y suelen conservarse mejor con el paso del tiempo. Sin embargo, el vidrio es un material más pesado y frágil si lo vamos a transportar.

Los biberones de plástico son más ligeros y resistentes. Son mucho más sencillos de transportar y no se rompen si se caen al suelo o si el peque comienza a sostenerlo solito.

¿Cuántos biberones comprar?

Si tu bebé se alimenta exclusivamente con biberón hará un mínimo de 7 ó 10 tomas diarias. Por lo que siempre será útil disponer de media docena de biberones.

Utiliza al menos 2 biberones para sus tomas de leche diarias, así no tendrás que estar lavando y esterilizando constantemente. Mantén un biberón en reserva, usa otro para el agua y emplea los 2 restantes para las medicinas e infusiones.

Si piensas hacer un uso ocasional del biberón, necesitarás tener un par de biberones siempre a mano para la leche, el agua, las infusiones o las medicinas.

¿Cuándo reemplazarlos?
Dependerá mucho de la frecuencia de uso que les des, pero en cualquier caso deberás prescindir de los biberones usados cuando el plástico o el vidrio con los que están hechos se rayen, desgasten o agrieten.