¿Cómo es la labor de parto natural?

¿Cómo es la labor de parto natural?

Tu labor de parto empieza oficialmente con la llegada de las contracciones, durante la fase latente. A diferencia de las de Braxton Hicks, que puedes sentir esporádicamente desde los seis meses de embarazo, la intensidad de las contracciones de labor de parto aumenta de forma gradual y sigue un patrón. Para algunas mujeres son muy dolorosas, mientras otras afortunadas sienten tan solo una incomodidad.

La fase latente puede durar unas horas o hasta días, por lo que no necesitas ir al hospital de inmediato. Mientras tanto, puedes alistar los últimos detalles y buscar tu bolso para el parto.

Discute con tu médico cuándo acudir a la maternidad según tu caso específico, pero una buena guía general es el método 5-1-1: contracciones cada cinco minutos, con un minuto de duración y que se repiten de forma consistente durante una hora. Utiliza esta hoja de control de contracciones para llevar las cuentas. 

La fase activa es la que sueles ver en las películas: contracciones dolorosas, largas y seguidas. Tu cérvix alcanza los ocho centímetros de dilatación, pero esto puede llevar varias horas. Si no lo has hecho aún, contacta a tu médico y dirígete de inmediato al hospital. Este es el momento para utilizar todos los trucos para combatir el dolor en el parto que conozcas. Y si deseas utilizar anestesia epidural para aliviar el dolor, este es el mejor momento para aplicarla. 

Fase de transición o desaceleración Tu cuello uterino alcanza los diez centímetros de dilatación y 100% de borramiento durante la fase de transición. Conforme tu bebé desciende, puedes sentir presión en la espalda y deseos de pujar, pero debes abstenerte porque aún no es el momento. Tus contracciones son más fuertes y tu equipo médico se prepara para la recta final.