¿Cómo evitar los berrinches en niños?

¿Cómo evitar los berrinches en niños?

Uno de los comportamientos de los niños que más estresan a los padres son los berrinches, ya que en ocasiones suele ser muy difícil controlar a nuestros hijos
Los berrinches suelen darse debido al estrés, frustración, ira, miedo, etc de los niños y se tienen comportamientos como gritos, lloriqueos, pataleos en el suelo e incluso suelen llegar a dar golpes. 

¿Tu hijo suele presentar este tipo de conductas para llamar tu atención ante una situación?
A continuación, te presentamos algunos consejos para aprender a controlar estos molestos berrinches: 

  1. Busca el problema 
    Observa a tu hijo y busca cuál fue el problema que lo hizo molestarse o si solo está intentando manipularte. 
  2. Mantener la calma 
    Cuando un niño comienza a tener un berrinche le da igual estar en una comida familiar o en un centro comercial lleno de gente. Siempre tenemos que mantener la calma. Si lo regañamos o le gritamos solo empeoraremos la situación. Intenta que pare su actitud intentando comprenderle mediante el diálogo. Si nuestro hijo ve que estamos tranquilos se irá calmando y cambiará su conducta. 
  3. Dejar que se desahogue 
    Lo mejor es llevarlo a un sitio diferente de donde comenzó el berrinche; logra que el niño se vaya desahogando hasta que poco a poco se siente más tranquilo. No se le debe amenazar con que “si no deja el berrinche nos marcharemos”. 
  4. Hablar con tranquilidad 
    Debemos explicar a nuestro hijo con tranquilidad que su actitud no es la correcta. Podemos explicarle en tono calmado la razón por la que no le podemos comprar lo que quiere o por qué las cosas no pueden ser como quiere. 
  5. No ceder a su petición 
    Lo más importante es que no le demos a nuestro hijo lo que pide en ese momento. Si se lo damos volverá a mostrar la misma actitud negativa en otra situación similar.
  6. Cuando notes que su estado es de calma, felicítalo. 
    Aprovecha para describirle la sensación de bienestar que tiene en ese instante. Dile: “estabas muy bravo y te sentías mal, ahora estás tranquilo, te sientes mejor, ¿verdad? Ya todo pasó”