Cómo evitar tener una mala relación con tus suegros

Cómo evitar tener una mala relación con tus suegros

Tener una relación sana con los padres de tu esposo es algo básico para que la convivencia entre ustedes sea perfecta.

Algunas relaciones entre suegra y nuera son malas porque tienen la creencia de disputarse el amor del mismo hombre, algunas veces la madre se siente desplazada y siente que perderá el amor de su hijo, y la nuera se instala en una lucha de poder, eso lo único que hace es dañar la relación entre la pareja.

Existen casos en los que algunas mujeres llegan al matrimonio y su esposo la compara con su suegra con frases como: ¡Mi mamá cocina delicioso! ¡Esto lo hacía así mi mamá! etc. esto ocasiona angustia y la mujer trata de ser la amiga incondicional de la madre diciéndole que sí a todo, planes, comidas, invitaciones… logrando hacerte sentir una gran carga emocional por tratar de quedar bien con todo el mundo menos contigo.

El problema es que con el tiempo te vas guardando los enojos, inquietudes, desacuerdos, frustraciones que esta situación te va generando. Al no tener un buen canal de comunicación con tu pareja y autonomía propia de lo que quieres y no quieres con tu familia extensa llegas a un punto en el que estallas y desplazas este enojo hacia tu pareja.

Ante todo recuerda que tú pareja y tú son la nueva familia, así que construyan su nido, te dejamos algunos tips para lograrlo:

Reconoce lo que te hace enojar

Si ya estás cansada de poner tu mejor cara frente a tu suegra es momento que reconozcas lo que más te hace enojar, lo canalices de forma positiva y se lo cuentes a quién más confianza le tengas. Así te sentirás desahogada.

Sé honesta contigo misma
Lo más importante es darte cuenta de lo que estás dispuesta a permitir, tolerar y aceptar sin que esto te genere angustia, estrés, enojo o tristeza.
 
Delimita
Poner límites, decir que NO, no significa que la estás rechazando, trata de hacerle saber lo que sí deseas y dale una alternativa.

Define roles
Llega a acuerdos con tu esposo acerca de planes, comidas, vacaciones, festejos con su madre.

No la desplaces, busca un equilibrio
Busca una sana relación de convivencia ya que ella se puede convertir en una persona de apoyo.