Como hacer para tener límites en vacaciones

Como hacer para tener límites en vacaciones

Cuando los chicos no tienen clases y las actividades extraescolares se suspenden, parece que su vida empieza a girar en torno de la televisión y la computadora. Como padres, ¿qué podemos hacer para limitar esta exposición?

En las historietas de Mafalda, su autor, el genial Quino, dibujaba al padre de la famosa niña poniendo una planta tan grande sobre el televisor que no dejaba ver la pantalla, después de haber cedido a las presiones para comprar la tele. ¿Cómo encontrar el justo punto medio con nuestros hijos, sin caer en extremos como el de la tira?

Los chicos, que de golpe pasan de una actividad pautadísima en época de clases al absoluto tiempo libre en vacaciones, suelen sentir un gran vacío, una angustia por no saber qué hacer y tienden a llenarlo con la televisión, la computadora u otros dispositivos electrónicos. Y ese mismo vacío es el que, en ocasiones, hace que adultos de agenda completa se sientan desorientados en vacaciones y no sepan cómo enfrentarse al tiempo de ocio.

Según la Sociedad Argentina de Pediatría, los niños hasta los dos años no deben mirar televisión, pero prohibir la pantalla a partir de esta edad parece poco posible. Lo que sí podemos hacer es poner pautas para ayudarlos a enfrentar el tiempo libre y a ir generando herramientas para poder disfrutarlo: a los chicos no les viene mal aburrirse un poco y, de hecho, después de los 12 años es difícil convencerlos de que se incluyan en alguna actividad tipo colonia, pero es un mito que tienen que estar entretenidos siempre.

También podemos incentivarlos para que inviten amigos y hagan “planes” teniendo con esto también el cuidado correspondiente: si invitan amigos, que no sea para pasarse la tarde en la computadora, y que “hacer planes” no sea la única manera de divertirse: se puede pautar dos o tres “idas y venidas” por semana.