¿Cómo lactar y trabajar al mismo tiempo?

¿Cómo lactar y trabajar al mismo tiempo?

Algunas estadísticas indican que sólo el 31% de los bebés que nacen en México son amamantados, esto debido a que muchas mamás deben volver a su trabajo.

Por eso es muy importante que conozcas todo acerca de la lactancia materna y cómo la puedes combinar perfectamente con el trabajo.

Ya existen leyes que definen cómo apoyar la lactancia dentro de una empresa.
 

En cuestión de maternidad en el lugar de trabajo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomienda en el Convenio 183 sobre la protección de la maternidad. En él, se estipula que las empresas deben:

• Permitir a las mujeres tener licencias de maternidad de por lo menos 14 semanas
• Asegurar que tenga ingresos suficientes durante este periodo
• Garantizar a la madre su empleo durante la maternidad y meses posteriores
• Cuando la madre regrese a trabajar, permitir tiempos para que pueda amamantar/extraerse la leche o bien durante 6 meses darle la opción de que salga una hora antes de lo habitual

En dicha fracción se señala que durante las 6 semanas de descanso previas y posteriores al parto, las mujeres deberán percibir su salario íntegro, así como conservar su empleo y los derechos que hubieran adquirido por la relación de trabajo.

En el período de lactancia hasta por el término máximo de seis meses, tendrán dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos, en lugar adecuado e higiénico que designe la empresa, o bien, cuando esto no sea posible, previo acuerdo con el patrón se reducirá en una hora su jornada de trabajo durante el período señalado.
 

Estos son los beneficios de la lactancia en la vida laboral

-Mejora la salud de la madre y su hijo o hija, reduciendo hasta 35% la ocurrencia de enfermedades durante el primer año de vida del recién nacido.

-Reduce el ausentismo en el trabajo

-Disminuye la rotación o renuncia de personal calificado a causa del nacimiento de un bebé

-Reduce el costo de atención a la salud.