¿Cómo puedes ser mamá sin descuidar tus estudios?

¿Cómo puedes ser mamá sin descuidar tus estudios?

No es fácil encontrar una aguja en un pajar. Tampoco lo es encontrar a una joven universitaria y madre en los campus españoles.

A pesar de que en nuestro país contamos con más de un millón y medio de estudiantes en las aulas de educación superior y que la edad de inicio de las relaciones sexuales de las chicas se cifra en los 16 años, las jóvenes que deciden ser madres a una edad temprana porque se han quedado en estado de una manera intencionada o no y, de este modo, compaginar su nueva vida personal con su estudios se cuentan con los dedos de una mano. A día de hoy, ninguna universidad cuenta con becas específicas para ayudarles a afrontar esta situación.


En algunos casos, estas jóvenes aprovechan ayudas como las becas de guardería o de comedor para sufragar algunos gastos de sus hijos.

Ahora tienes más responsabilidades y seguramente más facturas que pagar a fin de mes. Si con tu actual empleo no te alcanza el dinero o vas demasiado justa, tener otros estudios te ayudará a ascender en tu empleo y ganar más dinero, o trabajar como freelance en tus horas libres desde casa. 

 Puedes escoger cursos o carreras profesionales en la modalidad a distancia o semi-presencial.

Te aconsejo optar por la modalidad a distancia, porque así podrás repartir tu tiempo como mejor te venga, sin tener que trasladarte (excepto seguramente para los exámenes). De esta manera podrás estudiar lo que quieras, en tus ratos libres y sin presiones y además, te sentirás realizada por conseguirlo por ti misma.

Si tus hijos ven tu fuerza de voluntad, tu constancia y te ven tenaz ante las metas que te propones, estarás enseñándoles grandes lecciones y valores. Aprenderán que con esfuerzo se puede conseguir todo lo que uno se proponga. Y ellos, gracias a eso, seguirán tus pasos.