Como ser un papá del siglo XXI

Como ser un papá del siglo XXI

La mayoría de nosotros crecimos con una figura paterna en donde veíamos al abuelo sentado en su sillón de siempre, fumando un tabaco ya sea en el jardín o viendo su programa favorito dentro de la casa, eso sí siempre, sin ser molestado a menos que él deseara lo contrario.

Crecimos con un padre juguetón a lo mejor cariñoso pero siempre autoritario (si es que lo tuvimos)  en la mayoría de los casos un poco distante en el aspecto emocional, orgulloso de los asados con los amigos en el patio de su casa, el típico papá que si se ponía un poco feliz bailaba ridículamente en los XV años  de las sobrinas, siempre imitando a un legendario Austin Powers  o Michael Jackson o simplemente se quedaba observando, con su cara de serio sin perder el porte que lo distinguía, pero que tú ya estabas acostumbrado, igual siempre pensaste que era su cara de orgullo cuando te veía y veía a su familia, puede ser, o igual y estaba repitiendo el partido América vs Chivas en su cabeza.

A lo mejor tuviste a un papá lejano, distante, que solo cumplía su deber de proveedor. Solamente sabes que es parte de tu vida, pero que no entiendes porque no fue o no quiso ser más parte de la suya.

¿Cuántos de nosotros vimos a  un papá corriendo a cambiar el pañal del bebé o arreglando el vestido que rompió su hija en los XV años o simplemente jugando a las muñecas durante los asados de los domingos (pinza en mano, Barbie en la otra)? No sé a ustedes, pero a mí no me tocó ver a un papá orgulloso portador de pañaleras, hasta hace apenas unos cuantos años. Ahora vemos pañaleras que hasta incluyen hielera portátil para las cervezas de papá o simplemente tienen un diseño militarizado para potencializar esa masculinidad irrompible de nuestros hombres, pero esta nueva visión de paternidad va mucho más allá ¿no creen?

Hay que aprovecharnos de esta ola de cambios y resignificamos los roles más importantes de una sociedad de una manera positiva? Es decir, mamá está pidiendo y exigiendo derechos que le pertenecen: equidad, igualdad de derechos y desarrollarse como profesionista, mujer independiente, aventurera, individualista etc. Y papá cada día exige más, porque sí exige,  evolucionar los tabues del machismo y permitirles ser personas más involucradas en el aspecto emocional.

arriba
Añadido al carrito:
No se pudo agregar al carrito :
¡Producto añadido correctamente a la Lista de Deseos!