Confesiones de padres primerizos

Confesiones de padres primerizos

Quienes están en camino de convertirse en papás, piensan en las cosas más alocadas. Según el doctor Ken Gordon, escritor y gerente de medios educativos, esto se ha comprobado gracias a las investigaciones realizadas, y es posible que quienes estén a punto de ser madres ya sepan lo que está en la mente de sus esposos.

"Cuando nos embarazamos de nuestro primer bebé mi esposa tenía náusea en la mañana durante un par de meses y andaba a cargar un recipiente por si acaso. Y, por supuesto, su apetito de embarazada se mantenía, pero si comía algo que le enfermaba no quería comer nada similar de inmediato. Yo tenía que ir y venir del supermercado, intentando encontrar algo, cualquier cosa, que le pudiera gustar para que comiera y no vomitara. Sus náuseas en la mañana fueron tan comunes que hasta pasaban desapercibidas para mí. Lo único que me mantenía allí era que la amaba mucho y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa, y que estaba seguro de que esto no podía durar para siempre, que al final del oscuro túnel estaría el adorado bebé. Y así fue, a mediados del embarazo su náusea y sus mareos prácticamente habían desaparecido y tuvimos una linda y muy sana bebita", es el comentario de uno de los padres entrevistados.

Otro cuenta que cuando su esposa se embarazó de su segundo hijo estaba aterrado por los costos, pero creía que sería maravilloso tener una pareja de niños. Otros padres ven la llegada del hijo como una amenaza a la unión de la pareja y algunos cambian de genio cuando tienen que vivir con una mujer embarazada.

¿Cómo ayudarse?

Al igual que las mujeres, los hombres experimentan cambios psicológicos, emociones y sentimientos nuevos. Sienten ansiedad, comen más de lo habitual y algunos llegan a tener náusea. Lo ideal sería que el padre brinde el apoyo necesario a su pareja permanentemente, pues ella se pone muy sensible durante la gestación.

Los especialistas recomiendan: a) Acompañar a la madre a las visitas prenatales para ver el desarrollo del bebé, b) Leer libros o buscar información sobre el embarazo y el rol paternal, c) Ir a comprar las cosas para el bebé y asistir juntos a las clases para ayudar en el parto, d) Comprender el cambio de humor de su pareja, pues está ligado al cambio hormonal durante el embarazo.