Consejos para el peque que está aprendiendo a hablar

Consejos para el peque que está aprendiendo a hablar

Cuanto más hables con tu niño, más oportunidades le darás de aprender a hablar. Pero recuerda que cada niño desarrolla esta habilidad a su propio ritmo.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a aprender?

Cuanto más se divierta aprendiendo palabras nuevas, más probable es que siga usándolas. Hay muchas formas de ayudarle:

  • Háblale tanto y tan a menudo como puedas. Mírale atentamente y muéstrate interesada cuando te conteste.
  • Concéntrate en lo que está tratando de decirte, no en si pronuncia las palabras con claridad. Hazle sentir seguro cuando habla contigo.
  • Cuando diga algo bien, refuérzalo. Por ejemplo, puedes decirle: “sí, es una cuchara”.
  • Muéstrale lo que quieres decir, explicando lo que haces. Por ejemplo, puedes decir: “ahora quitamos los zapatos”, cuando le quites los zapatos, y “ahora los calcetines”, cuando le quites los calcetines.
  • Dale muchas oportunidades de hablar durante el día. Si le preguntas algo, haz una pausa para darle tiempo a responder.
  • Exponlo a situaciones nuevas e introduce palabras nuevas. Llévalo a dar un paseo, señala las cosas que ven y di cómo se llaman.
  • Repite lo que te está tratando de decir, aunque no lo diga claramente, y alarga la frase. Si te dice “nano” cuando quiere un plátano, puedes contestar: “sí, aquí tienes un plátano”.
  • Simplifica tu forma de hablar. Usa frases cortas y enfatiza las palabras clave cuando hables con tu niño. Eso le ayudará a concentrarse en la información importante.
  • Elimina los ruidos de fondo innecesarios, como la televisión o la radio. Esto le ayudará a prestarte más atención. A los niños les puede resultar más difícil que a los adultos filtrar el ruido de fondo.

¿Cómo puedo hacer el aprendizaje del habla divertido?

Es fácil motivar a un niño a hacer algo cuando lo disfruta. Si haces del aprendizaje del habla una actividad divertida, tu niño querrá aprender más palabras para expresarse mejor. 

  • Túmbate en el piso y juega con tu niño. Déjale escoger el juguete o la actividad y habla sobre lo que están haciendo. Así le darás muchas oportunidades de escuchar ejemplos claros de cómo usar las palabras que conoce.
  • Diviértanse pretendiendo que su osito o muñeco favorito es real. Incluyan este juguete en todas sus actividades diarias. Siéntenlo a la mesa para comer y pónganle un babero. Habla de lo que está haciendo el muñeco mientras lo hace.
  • Lee a menudo con tu niño. Aun si no lees la historia, aprenderá mucho vocabulario mientras le hablas de los dibujos.