Consejos para el peque que está aprendiendo a ir al baño

Consejos para el peque que está aprendiendo a ir al baño

Como padres, es importante no obligar a los niños a que aprendan rápido; todo lleva un proceso y un tiempo, todo depende de la madurez que tiene el niño. Si el tuyo ya va a la guardería, será más fácil que aprenda, pues tendrá como ejemplo a otros niños y querrá imitarlos.

No uses pañales. Lo mejor para que tu niño aprenda es no ponerle ninguna clase de pañal. Utiliza calzones de tela, así tu niño se incomodará al sentirse mojado o sucio y te pedirá que lo limpies. Al mismo tiempo, es importante empezar a platicarle que tiene que usar su bacinica.

Observa el comportamiento de tu niño. Cuando los niños ya tienen conciencia de querer ir al baño, normalmente hacen gestos o sonidos diferentes, ponen su carita roja, se acomodan en una posición distinta (como sentarse sobre su piernitas), dejan de jugar o se apartan para que nadie los vea. Cuando identifiques estos momentos, tengas a la mano su bacinica y lo sientes.

Explica la razón de ir al baño. Existen muchos vídeos y libros que puedes escoger para facilitar a tu niño comprender la importancia de ir al baño. Explícale el proceso de digestión de los alimentos y la necesidad que tiene el cuerpo de eliminar lo que ya no se necesita.

Motívalo. Cada vez que logre hacer en su bacinica y controle su esfínter, festeja su gran logro. Dile frases como: "Súper bien", "Eres un niño muy inteligente", "Ya eres grande", o bien, puedes recompensarlo con abrazos, besos o una golosina.

Escoge ropa fácil de quitar. Para evitar accidentes y tener que limpiar y limpiar, es recomendable que la ropa que elijas para tu niño sea fácil de quitar y poner. Evita el uso de cinturones, broches, botones, agujetas etc. Para tener éxito en que tu niño aprenda a ir al baño, trabaja en equipos con tu pareja, maestros de la guardería o familiares para que te apoyen en este proceso. Debes tener paciencia y evitar regañar a tu niño.