Cuida la piel de tu recién nacido

Cuida la piel de tu recién nacido

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y, por ello, debemos prestar una atención especial en la de tu recién nacido, ya que es mucho más sensible y delicada que la de los adultos.

La piel del recién nacido es inmadura y tierna, puesto que aún está formándose. Como todavía no está curtida deberemos utilizar ropa de algodón y poco pesada, especial para un recién nacido, con tal de no dañársela.

Indiferentemente que el niño haya nacido en época de calor o frío debes evitar al máximo la exposición del sol, porque este será altamente perjudicial para tu bebé. Si no está bien alimentado o no está bebiendo el agua suficiente eso también puede reflejarse en su piel, aparecerán más irritaciones o sequedad. Por lo cual la alimentación y la hidratación son cruciales para su piel.

Cada vez que toquen al bebé, deben tener las manos limpias y desinfectadas. Sería conveniente que no te las laves con productos que contengan alcohol o colonias, porque estos también serán dañinos para la piel de tu pequeñito. Con los mismos jabones neutros con los cuales bañas a tu bebé puedes también limpiarte las manos cada vez que quieras besar, mover o cargar al chiquito.

Finalmente, si deseas aplicar colonia a tu bebé, lo más indicado es aplicarla ligeramente sobre su ropa, no sobre su piel, aunque sea una colonia indicada para los recién nacidos, porque así podrás evitar posibles roces o irritaciones.