Cuida tu piel durante tu embarazo

Cuida tu piel durante tu embarazo

La fluctuación de las hormonas, sobre todo en el primer trimestre, puede producir cambios bruscos en la textura de la piel. Aparecen las varices, las estrías y algunas veces picor en la piel y retención de líquidos. La mayoría de estos cambios desaparecen naturalmente después del parto. Los cuidados durante el embarazo son muy importantes para evitar problemas posteriores, sobre todo, en la piel. Las embarazadas deben cuidar su piel de las estrías, las manchas, la celulitis, etc. Para preparar tu cuerpo para los cambios que va a sufrir y puedas prevenir algunos problemas como las estrías, la celulitis y las manchas, debes tomar estas precauciones.

Cuidados para el rostro

Durante el embarazo, la piel del rostro está radiante, por lo que debes aprovechar estos meses para lucir una piel limpia, hidratada, luminosa y sana. Dedicando unos minutos al día, se puede conseguir. Después de limpiar tu piel, aplícate a diario una mascarilla relajante o de luminosidad, déjala en exposición diez minutos y retírala; aplica después la crema de día. Debes saber, a la hora de elegir tus cremas, que hay ciertos principios activos contraindicados durante el embarazo: retinol, ácidos, algunos despigmentantes, aceites esenciales y algunas algas.

Para evitar la aparición de manchas oscuras en el embarazo (cloasma gestacional), desde el primer momento en que se detecta el embarazo, debes aplicarte siempre, para salir de casa, protección solar y maquillaje con filtro UVA y UVB.

Cuidados anticelulitis

Hay que prevenir la celulitis si aún no está instaurada, ya que durante el embarazo se tiene más predisposición a que aumente o aparezca. Para ello, es necesario evitar la retención de líquidos y los problemas en la circulación de retorno. Es recomendable realizarse masajes, con una crema hidratante, o bien con un producto anticelulítico que se pueda utilizar en el embarazo. Insiste más en las zonas con más acumulación de grasa (parte externa del muslo e interna de la rodilla), mediante pases concéntricos. Trata de mover las piernas mientras estás sentada, flexionando y estirando los pies.

Cuidados antiestrías

Desde el primer momento del embarazo, hay que prevenir las ​estrías, aplicando un producto emoliente (aceite de jojoba y/o aceite de rosa mosqueta) para aportar elasticidad a la piel. Aplícatelos dos veces al día, con masajes circulares muy suaves, en abdomen y senos, hasta la total absorción del producto.