Deberes y tareas del hogar para los peques

Deberes y tareas del hogar para los peques

Involucrar a los niños en los deberes y tareas del hogar es uno de los medios por el cual ellos pueden aprender y desarrollar aspectos importantes tanto de la vida familiar como social, tales como la solidaridad, el trabajo en equipo y sobre todo la responsabilidad, además de que comienzan a adquirir habilidades necesarias para la vida diaria. Muchas veces son los padres los que se sorprenden de las cosas que pueden hacer los niños a muy temprana edad, es por ello que es recomendable alentarlos a canalizar sus capacidades y energía en actividades que en un futuro les beneficie tanto a ellos como a los demás. Antes de asignar alguna tara, es necesario tener en cuenta no sólo la edad del pequeño, sino también su capacidad real. Tomando esto en cuenta, es recomendable que los niños de 2 a 3 años comiencen con actividades básicas como recoger los juguetes de la habitación y guardarlos en su lugar correspondiente, llevar algún desecho al bote de basura o regar las plantas con ayuda de un adulto; este tipo de tareas ayudan a que el niño se responsabilice de sus objetos personales y a cuidar de ellos. Respecto a los peques de 4 a 6 años, un adulto puede enseñarles cómo tender su cama, ayudar a preparar comidas sencillas, barrer con una escoba acorde a su edad y estatura o hasta seleccionar qué ropa van a usar. No se trata de atiborrar al niño de tareas o deberes, sino acostumbrarlo a que puede hacer cosas por sí mismo, esto le ayudara a desarrollar su sentido de responsabilidad e independencia.