Desafíos más comunes de la lactancia y cómo resolverlos

Desafíos más comunes de la lactancia y cómo resolverlos

  1. Escape incómodo. Tu pecho pierde leche, aunque no estés alimentando a tu bebé en ese momento, pero esto puede ser muy inconveniente y, a veces, embarazoso. Para superar este desafío, hay varias cosas que puedes hacer.

Usa una blusa con algún estampado. También están disponibles almohadillas desechables y reutilizables.

 

  1. Amamantar en público. No todas mamás se sienten cómodas amamantando frente a otros. Tómate tu tiempo para sentirte cómoda con la rutina de tu bebé antes de salir a la luz pública, si es necesario.

Si te gana la vergüenza, puedes ir a un lugar tranquilo para amamantar, usar una manta ligera. Descubre qué funciona mejor para ti.

 

  1. Acomodo correcto. Hacer que su bebé se acomode correctamente es la clave. Solo succionar no producirá leche y puede provocar dolor.

Ayúdalo sosteniendo tu pecho y direccionándolo a su boca.

 

  1. Alterna cada pecho. Es bueno alimentarlo de ambos.

Si no puedes recordar el orden, puedes ser creativa y hacer una pequeña marca en el brassiere que te indique cual es el siguiente.

 

  1. Opiniones. Un gran desafío que tienen todas las mamás que amamantan son las opiniones de los demás.

Todos tienen una opinión, pero no todas las opiniones se basan en hechos.

Aprende a sonreír. Es cierto que las personas pueden tener buenas intenciones con lo que dicen, pero tú tienes la última palabra.

 

Luego de conocer algunos de los desafíos de las mamás que amamantan, puedes ver que la lactancia materna es un aprendizaje. No estarás exenta de incidentes pero sí es posible tener una maravillosa experiencia exitosa.