El carácter del niño según su color favorito

El carácter del niño según su color favorito

Según psicólogos, pedagogos, pediatras, profesionales y especialistas en el tema infantil indican que se puede conocer el carácter de cada niño tan solo atendiendo o interpretando los colores que prefieren, tanto en ropa, en dibujos, etc. Por eso muchas veces el carácter del niño y su estado de ánimo depende del color con que se identifique. Veamos algunos ejemplos:

Verde: los pequeños que eligen este color son niños optimistas y transmiten entusiasmo y vivacidad.

Naranja: es un color que gusta a los niños organizados y silenciosos; no hará falta decirles que ordenen su habitación o que se lleven los libros al colegio.

Rojo: es el color de los niños llenos de energía y de necesidad de destacar, ya sea en el deporte o en el colegio.

Azul: los apasionados del azul son niños reflexivos, con una buena intuición: ven, sienten y saben todo. Sin embargo, no les gusta sentirse bajo presión.

Amarillo: los que prefieren este color son niños alegres, extrovertidos y curiosos, y les gustan los espacios amplios. Están llenos de energía y se relacionan con otros niños sin dificultad.

Blanco: este color les gusta mucho a los niños responsables y “calculadores”, que tienen los pies en el suelo, pero que también son muy espirituales. Con ellos, es posible hablar de todo.

Rosa: es el color de los niños románticos y amantes de lo bello, que tienden a soñar con los ojos abiertos.

Café: los pequeños que eligen este color están lleno de proyectos y saben realizarlos. También les gusta ayudar al prójimo.

Morado: el morado aporta la estabilidad del azul y la energía del rojo. También está asociado con la sabiduría, la creatividad, la independencia, la dignidad. Hay encuestas que indican que es el color preferido del 75% de los niños antes de la adolescencia. El morado representa la magia y el misterio.