¿Eres vegana o vegetariana y estás embarazada?

¿Eres vegana o vegetariana y estás embarazada?

¿Te preocupa que no estés alimentando a tu bebé lo suficiente si eres vegana o vegetariana? Guarda la calma, el chiste está en consumir alimentos vegetarianos saludables y en gran variedad.

Lo que es fundamental es planear tus comidas que incluyan nutrientes esenciales en tu dieta, recuerda que tu cuerpo tiene que recibir vitaminas, minerales y proteínas que tu bebé necesita.

 

El veganismo excluye de la alimentación todos los productos de origen animal, incluyendo las carnes, aves y pescados, los huevos, los productos lácteos y la miel.

 

Cuando vayas con tu doctor cuéntale a tu médico acerca de tu alimentación para que el te de las respectivas recomendaciones.

Además de consumir una variedad de frutas y vegetales, procura consumir productos hechos con granos enteros.

 

Proteína
Huevos, productos lácteos, leguminosas (frijol, garbanzo y lenteja por ejemplo), productos a base de soya, nueces, semillas,  nueces, etc.

Aquí te ofrecemos algunas ideas de cómo incluirlos en tu dieta:

Agrega frijoles (blancos, pintos o negros), garbanzos, lentejas o cubitos de queso de soya (tofu) a una ensalada.

Consume alimentos ricos en vitamina C, como el jugo de naranja, el jugo de tomate o el brócoli, estos ayudarán a tu cuerpo a absorber el hierro.

Procura incluir en tu alimentación diaria varias fuentes de zinc. Muchos de los alimentos ricos en hierro, como los cereales de desayuno fortificados, los frijoles, los productos de soya y los granos enteros, son también buenas fuentes de zinc.

Consume diariamente varias porciones de alimentos ricos en calcio, como:

- Leche, queso y yogur.
- Leche de almendra o de soya, jugo de fruta o cereales de desayuno fortificados.
- Frijoles blancos

- Tofu
- Almendras o semillas de ajonjolí.
- Hojas verdes

 

Si no consumes productos lácteos ni alimentos fortificados, y tus vitaminas prenatales no contienen vitamina B12, tendrás que tomar un suplemento extra de esta vitamina.

DHA
El ácido docosahexaenoico (DHA por sus siglas en inglés) es un ácido graso omega-3 que favorece el desarrollo de los ojos y el cerebro de tu bebé antes de nacer. Se encuentra naturalmente en el pescado, el aceite de pescado y las algas. Puesto que es muy difícil obtener el DHA a partir de otras fuentes, quizás te convenga tomar un suplemento hecho a base de algas y apropiado para vegetarianos.