Fomenta hábitos de higiene en tus peques

Fomenta hábitos de higiene en tus peques

Lavarse las manos: prioritario

El lavado de las manos es el más prioritario e importante de los hábitos de salud e higiene personal que debemos aplicar a los niños. Las manos son el vehículo fundamental con el que entramos en contacto con otras personas y toda clase de objetos y superficies y, por tanto, son fuente potencial de contagios. Desde pequeñitos tenemos que lavarle las manos a los niños con agua templada y jabón, cuidando de hacerlo de manera correcta. Poco a poco van a ir aprendiendo ha hacerlo solitos y es importante que lo logren, especialmente si van a la guardería o la escuela, donde no podemos estar nosotros atentos.

Limpiarse al ir al baño

Con los niños más pequeños la higiene de sus partes íntimas, cuando hagan pipí o caca, es algo que deberemos seguir haciendo durante unos años y supervisándolo unos cuantos más. Es importante también que se laven las manos antes y después de ir al baño. El niño puede colaborar pero exigirle que lo haga bien cuando sus bracitos no llegan es absurdo y más que independencia lo que vamos a lograr es que pille una infección si les exigimos más de lo que están preparados a hacer. Es un aspecto muy importante el de la higiene íntima y no debemos descuidarla aunque el niño haya dejado el pañal o esté escolarizado.

Lavarse los dientes

Lavarse los dientes es otro de los hábitos de higiene que los niños deben adquirir, y hacerlo, igual que con las manos, con ejemplo y ayuda de los padres. Es importante recordar que la limpieza dental debe comenzar al aparecer los primeros dientes y que, aunque hacia los tres años ya pueden hacer solitos uso del cepillo, no es conveniente dejar de ayudarles hasta los seis, pues de otro modo corremos el riesgo de que no lo hagan bien.