Carrito de compra
Gateo sin peligros  Cómo fomentar la exploración sin correr riesgos.

Gateo sin peligros Cómo fomentar la exploración sin correr riesgos.

Conforme los pequeños integrantes de nuestra familia comienzan a crecer, los riesgos a los que se enfrentan cambian. Los primeros meses, debido a las características de su movilidad, es posible tener un mayor control sobre los espacios en los que juegan y los objetos a los que tienen acceso. Al gatear empiezan a experimentar un nuevo y emocionante estado de autonomía e independencia, a descubrir que son capaces de alcanzar objetos y a explorar espacios a los que no habían tenido acceso.

Con el inicio de esta nueva etapa, las estrategias para mantener a los pequeños seguros y divertidos cambian, se pierde un grado de control y comienza un nuevo reto. Construyamos espacios seguros que les permitan crecer, explorar y desarrollarse con los menos riesgos posibles.

  • Escaleras: si tu casa cuenta con escaleras recuerda colocar una puerta de seguridad y bloquear el acceso. Los escalones son un espacio que suele llamarles la atención, sin embargo pueden ser muy peligrosos.

 

  • Puertas: lo último que queremos es que se machuquen o que entren a un cuarto en el que pueden correr algún peligro (por ejemplo, tener acceso a productos tóxicos). Procura mantener cerradas todas las puertas de las habitaciones (incluidos baños) y si es necesario que dejes alguna abierta, coloca un accesorio de seguridad (topes o clips protectores) que evite que las puertas se cierren completamente. Ten especial cuidado con las puertas o ventanales de balcones.

 

  • Enchufes y cables: al recorrer la casa gateando, los pequeños descubren que aunque hay cosas a las que aún no tienen acceso, hay otras que están totalmente a su alcance y sobresalen del resto de las paredes. Si tienes enchufes a niveles bajos de las paredes coloca un protector o tápalos con alguna cita que no llame su atención. Procura desconectar los aparatos eléctricos cuando dejes de utilizarlos y tapar inmediatamente el enchufe, de esta manera evitarás que jalen los cables, que intenten desconectar y conectarlos o que introduzcan los dedos u otro objeto. En caso de que necesiten estar siempre conectados, puedes esconder todos los cables bajo una caja o detrás de un mueble de tal manera que no sean visibles.

 

  • Cajoneras y alacenas: escalar, explorar qué hay dentro de los cajones y abrir y cerrar pequeñas puertas son algunas de las actividades más divertidas para los pequeños. Si cuentas con cajones o puertas de alacenas a su alcance, mantenlos todo el tiempo cerrados y pon un clip de seguridad o llave en aquellos que tengan productos peligrosos. No fomentes que escalen los cajones ni tablas de muebles,  recuerda que no todos los muebles son estables y pueden caerse. Si tienes algún mueble inestable que sepas que puede funcionar como apoyo para que se pare, asegúralo a la pared para evitar que se caiga que a la hora que se apoye.

 

  • Piso: procura mantener tu piso libre de objetos que puedan ser ingeridos como piezas (juguetes, herramientas), pequeñas basuras/comida o productos para eliminar insectos o roedores (veneno, trampas ratoneras, gis para hormigas). Recuerda que los pequeños están descubriendo y cualquier objeto que vean en el piso puede resultarles atractivo para meter a su boca. No coloques productos de limpieza fuera de gabinetes o cuartos cerrados. Evita atragantamientos, intoxicaciones y enfermedades.

 

Te sugerimos destinar un espacio de tu casa en el que pueda gatear de manera segura, esto  te permitirá mantener un mayor control. Recuerda que ningún accesorio de seguridad ni cambio en la casa sustituye la supervisión constante.

Construyamos juntos una infancia más segura.

 

Psic. Alma Cruz-Bañares

Especialista en seguridad infantil