Gemelos

Gemelos

Los gemelos idénticos también llamados gemelos monocigotos, son el resultado de la fecundación de un único óvulo y un único espermatozoide, comparten útero de forma simultánea y cuando el proceso de embarazo se ha completado suelen nacer ambos en el mismo momento, aunque uno después del otro. El rasgo más característico es que estos gemelos son idénticos en su aspecto, coinciden en prácticamente todo a excepción de las huellas dactilares (su ADN no se comparte en su totalidad); con todo, a medida que crecen se suelen ir diferenciando ligeramente.

 Los antecedentes familiares de embarazos múltiples aumentan la posibilidad de que se repitan. También el embarazo tardío, haber tenido embarazos previos también hace a la mujer más propensa a desarrollar gemelos, al igual que los tratamientos de fertilidad, por una parte por los medicamentos que se administran y por otra debido a las técnicas de reproducción asistida, en las que se transfieren al útero varios embriones fecundados.