¡Hipo! ¿Qué es y cómo prevenirlo en los bebés?

¡Hipo! ¿Qué es y cómo prevenirlo en los bebés?

El hipo es un movimiento involuntario que se produce en intervalos más o menos constantes y que se origina por la contracción del diafragma. Este espasmo brusco es el que provoca un sonido particular del cual se deriva su nombre.

 

Suele ser común en los primeros meses de vida, e incluso los bebitos pueden tener hipo ya desde el momento en que se encuentran en el vientre materno. Algunas madres aprecian este suceso a finales del primer trimestre de la gestación.

 

Hasta hoy, el hipo no tiene un origen claro, pero muchos especialistas consideran que está relacionado con el funcionamiento del sistema digestivo. Lo que sí se sabe con certeza es que no es síntoma de ninguna enfermedad; no duele, no causa malestar ni incomoda al bebé.

 

¿Qué hago para prevenir el hipo de mi bebé?

Se dice que durante los primeros meses de vida el hipo puede prevenirse, para ello solo hay que tomar ciertas providencias como las que te sugerimos a continuación.

 

  • No esperes a que tu hijo tenga mucha hambre
  • Un nene con hambre se impacienta y en el momento en que empieza a succionar traga tanto aire como leche. El aire que se le queda dentro puede hacer que tenga hipo, o lo que es peor, provocarle los tan molestos cólicos.
  • Ayúdalo a expulsar sus gases al terminar la lactancia
  • Después de tomar el pecho debes esperar a que tu hijo eche los gases, ya que eso evitará que tenga más tarde hipo. Para hacerlo, incorpóralo y apoya su cara en tu hombro. Pasa una de tus manos por su espalda desde abajo hacia arriba durante algunos minutos hasta que escuches que expulsa los gases.

 

Cuando tu bebé tenga hipo, espera a que se le pase solo o pon a prueba alguno de las recomendaciones que te hemos dado. Si notas que le dura varias horas, entonces acude con él a su pediatra.