¡Hora de comer! Cuando el menú ya no solamente incluye leche

¡Hora de comer! Cuando el menú ya no solamente incluye leche

Entre el primer y el segundo año de vida, la leche es un alimento muy importante para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D de los bebés.

Cuando tu bebé cumple su primer año, inicia una nueva etapa en su alimentación porque a esta edad ya puede comer todo tipo de alimento, aparte de ser una oportunidad para que adquiera hábitos alimenticios saludables.

Se recomienda que los bebés coman diariamente cereales, ya que le provee hierro, 2 porciones de vegetales crudos o cocidos, una porción de fruta y de 50 a 100 gr de carne, pollo o pescado. Enfócate en la calidad de los alimentos que le proporcionas.

Además, es importante que se siente en la mesa con la familia, por lo menos una vez al día debido a que imitan el comportamiento, desarrollan habilidades de convivencia social y podrás vigilar a tu bebé para evitar que se ahogue.

También se recomienda no obligarlo a comer algo que no le gusta. La propuesta es a que pruebes dejarle jugar con las texturas de la comida por unos días, sin decirle que tiene que comer ni nada, solo presentarle la comida e incitar a tu bebé a que juegue y así comenzará a generar por si solo el interés y descubrir sus sentidos.