Jugos naturales para tu bebé

Jugos naturales para tu bebé

Los jugos naturales son una opción saludable para los meses de verano cuando suben las temperaturas y se buscan alternativas refrescantes para beber y que además sean nutritivas. Las ventajas de este tipo de jugos es que no contienen grasas y aportan azúcares simples que entregan energía saludable al cuerpo, aportando también hidratos de carbono y vitaminas, mejorando y fortaleciendo el sistema inmunológico. Pero muchos padres se preguntan si los jugos naturales para bebes son una buena alternativa para ellos y la verdad es que lo son a partir de los 5 meses de edad. Si bien se recomienda que la lactancia se extienda hasta los 6 meses, la mayoría de los pediatras incluyen frutas y jugos sin azúcar en la dieta de los bebés a partir de los 5 meses; aunque esto siempre dependerá de su grado de madurez y de su peso.

 Los jugos naturales para bebés nunca deben darse antes de los 4 meses, ya que su sistema digestivo aún no está preparado para digerirlos y puede causar alergias en los niños. Los beneficios de los zumos y jugos naturales de frutas es que aportan vitaminas especialmente la C a su organismo y betacarotenos, los que ayudan a mejorar sus defensas. En el caso del jugo de naranja, es muy bueno para combatir el estreñimiento en los bebés, además de ayudarlos a que se familiaricen con diferentes sabores, preparando su organismo para aceptar y tolerar otros alimentos además de la leche.

 Lo mejor es preparar un jugo de un sabor o zumo para ver la reacción del bebé a este nuevo alimento, porque si se mezclan diferentes frutas en la primera vez, pueden acusar alergias y es difícil identificar cual fue la causante. También es importante no darle el jugo natural en el biberón, porque esto fomenta la aparición de caries, lo mejor es dárselo a cucharadas, ya que de esta forma produce más saliva y le quedarán menos restos de zumos en sus dientes. La primera vez que se preparen jugos naturales, es recomendable que se le dé a probar un poco al niño y cuando vayan pasando los días aumentar la cantidad, hasta alcanzar los 50 ml de jugo diarios. El mejor momento para dárselo es después de la siesta, porque tendrán más sed.