La convivencia con los abuelos

La convivencia con los abuelos

El papel de los abuelos va mucho más allá de ser meros cuidadores, ya que pueden desempeñar un rol importante en la educación de tu peque, por lo que te recomendamos que les des flexibilidad en ciertas cuestiones y respetes también su visión sobre determinados temas.

 

Los abuelos no deben tener una sobrecarga de trabajo, así que trata de no delegar en ellos aquellas tareas que supongan un esfuerzo excesivo, que puedan afectar a su salud. Si por ejemplo, tienen que caminar excesivamente para recoger al niño en casa o en la guardería, trata de ser tú quien lleve a tu hijo, evitándoles el esfuerzo adicional que les supondría.

 

Es importante que para los abuelos no sea una obligación cuidar de los niños, sino una opción que deben valorar y decidir libremente. En caso de que surgieran recelos entre los padres y los abuelos, ambos deben entender que sus roles son complementarios, y que cualquier tipo de competencia que pudiera existir sólo terminará perjudicando al propio niño.

 

Contempla que casi siempre los abuelos ayudan encantados a cuidar de sus nietos y no esperan ninguna recompensa, pero también es tu responsabilidad no sobrecargarles de trabajo y valorar como corresponde su esfuerzo.

 

Los abuelos que cuidan de los nietos se conocen como "abuelos canguro". Si eres de los padres que cuentan con su ayuda, te recomendamos que pactes con ellos el método educativo que seguís con los niños, aunque también debes tener en cuenta su opinión.

 

No olvides que su papel en la vida de los nietos es el de ser los “abuelos”, o sea, las personas que están para darles gusto o y consentir a los pequeños de casa. Las otras tareas formales quedan indicadas para los padres.

 

Para los abuelos, es el momento de poder demostrar tranquilamente sus sentimientos y hasta volverse niños junto a sus nietos, jugando con ellos, enseñándoles de una manera pausada y colmada de ejemplos; es el tiempo perfecto para disfrutar de las situaciones sencillas de la vida.

 

Ahora estas personas sabias pueden ser transparentes y dejarse llevar sin desempeñar el papel de papá o mamá, para quienes está el corregir, guiar, reprender y formar. Su afán se centra en querer ser un apoyo real para sus hijos y dejarles ver que su experiencia puede apoyarlos en la tarea de criar a sus pequeñit@s.

arriba
Añadido al carrito:
No se pudo agregar al carrito :
¡Producto añadido correctamente a la Lista de Deseos!