La importancia de los valores en la educación de tus hijos

La importancia de los valores en la educación de tus hijos

Los valores son las reglas de conducta y actitudes según las cuales nos comportarnos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Al nacer, los niños no son ni buenos ni malos. Con la ayuda de sus padres, educadores y de los que conviven con ellos, aprenderán lo que está bien y lo que está mal decir, hacer, actuar, vivir.

Pero, ¿cómo educar a los hijos en valores? Primero, conociendo cada uno de los valores. Es  preciso recordar que los niños aprenden con el ejemplo, el que dan sus padres en su forma de relacionarse con los demás, de pedir las cosas, de compartir mesa, asiento, de cooperar, de ayudar a los demás, de defender, de reclamar, de tolerar y aceptar. Si los padres no tienen paciencia con su hijo, ¿qué creen que el niño va a aprender? La responsabilidad que tienen los padres en la transmisión de los valores a sus hijos es crucial.

A pesar de las diferencias entre unas y otras familias de lo que es más importante, se presentan a continuación cinco valores que suelen incentivarse desde casa desde que somos pequeños:

Amor incondicional. La ley básica de la humanización es la incondicionalidad y la tolerancia. Manifiesta que el saber que nos van a querer a pesar de nuestros errores motiva el amor por uno mismo e incentiva la confianza en nosotros mismos.

Gratuidad. La gratuidad tiene un valor especial y básico dentro de la sociedad al punto que sin ella, colapsaría.

Responsabilidad. La responsabilidad frente a los demás y frente al mundo es vital y debe aprenderse desde la infancia. En base a esto, se va formando como persona.

Discernimiento. Depende de la familia cómo distinguimos la verdad, la belleza, a llamar las cosas por su nombre y a discernir los signos de los mensajes.

Trascendencia. También el núcleo familiar es el que nos enseña que somos parte de una historia que va más allá de nosotros mismos, dado que hubo generaciones anteriores y otras que vendrán.