Las mascotas y los niños

Las mascotas y los niños

La llegada de un nuevo integrante a la familia requiere de tomar decisiones y una de estas es nuestra mascota. Puedes optar por que ya no este contigo en esta nueva etapa o permitir que te acompañe en ese camino, así como también hay familias que no tienen mascotas y cuando está a punto de llegar el bebé adoptan o compran un cachorrito para que acompañe al bebé en su crecimiento.

 

Los vínculos que se establecen con una mascota pueden llegar a ser realmente intensos y puede ser beneficioso que les permitamos tener una mascota.

  • Le ayudan a socializarse, elevan su autoestima y le dan seguridad.
  • Aprenden a ser responsables, a amar al prójimo, a ser generosos y a tener disciplina.
  • El contacto diario con los animales desarrolla la creatividad, la curiosidad y el aprendizaje en los niños.
  • Les ayudan a desarrollar el sentido de la convivencia y el respeto por los demás.
  • Aumenta la empatía, y se hacen más participativos en el deporte.
  • Los niños que conviven con mascotas, entienden mejor los extremos vitales, como el nacimiento y la muerte, o también les aportan conocimientos sobre el sexo y la reproducción.
  • Aumenta la cohesión familiar, ya que es mayor el tiempo compartido alrededor de una mascota.

Tener un animal de compañía también puede ser riesgos, por lo que es fundamental amaestrar al animal y educar al niño para que lo respete y no lo moleste en ciertas situaciones.