Lo que tienes que saber sobre los masajes para bebés

Lo que tienes que saber sobre los masajes para bebés

¿Sabías que el contacto piel a piel con tu bebé es primordial para darle confianza y seguridad mientras crece? Investigaciones realizadas por la Escuela de Enfermería de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile,

señalan que ese primer acercamiento es benéfico incluso para la duración de la lactancia materna.

 

Otro punto a favor es la regulación de la temperatura de una forma natural además de que favorece el desarrollo infantil. Es por ello que los masajes es una forma de mantener el contacto entre madre e hijo, además de que reducen el llanto y ayudan a que duerma mejor. Estos son los que te recomendamos:

 

  1. De vientre
    Pon tus manos a la altura del ombligo y, con movimientos circulares, frota suavemente. Repite varias veces. Este tipo de masaje ayuda a atenuar los cólicos, sólo dobla las rodillas de tu bebé hacia arriba por 30 segundos y suelta.

 

  1. De extremidades inferiores

Pon tus manos alrededor de las pierna de tu bebé y recorre desde el muslo hasta el tobillo. Repite varias veces y cambia de pierna.

 

  1. De extremidades superiores

Recorre con la yema de los dedos los brazos de tu bebé: de los dedos hasta el hombro por dos o tres veces.

 

Toma en cuenta lo siguiente:

  • No des el masaje después de darle de comer, lo recomendable es después del baño.
  • Dale el masaje en una habitación con temperatura cálida.
  • Cuida que la luz de la habitación no le dé en los ojos.
  • Usa aceites vegetales para el masaje.

 

Ahora sí… ¡a disfrutarlo!