Manchas en la piel del bebé (lunares)

Manchas en la piel del bebé (lunares)

Existen distintos tipos de manchas de nacimiento, que abarcan desde las que son apenas perceptibles hasta las que causan desfiguración.

Pueden ser planas o protuberantes, tener bordes regulares o irregulares y distintos tonos: desde el marrón, tostado, negro o azul pálido a rosado, rojo o púrpura. Los dos tipos principales de manchas de nacimiento son las manchas de nacimiento vasculares rojas (por ejemplo, los hemangiomas en fresa, las manchas tipo "vino de Oporto" y "mordeduras de cigüeña) y las manchas de nacimiento pigmentadas (como los lunares, las manchas color café con leche y la mancha Mongólica).

Las manchas de nacimiento no se pueden prevenir y no se producen por algo que se haga o no se haga durante el embarazo. El origen de la mayoría de los lunares y manchas se desconoce, pero pueden ser hereditarias

 

Los recién nacidos a menudo tienen espinillas o enrojecimientos temporales que desaparecen a medida que el niño se adapta a la vida fuera del útero.