¿Mi hijo tiene mamitis?

¿Mi hijo tiene mamitis?

La “mamitis”, como comúnmente la conocemos, hace referencia al apego excesivo que tu hijo puede sentir hacia ti, tanto, que no desea estar separado de ti ni un segundo, no puede perderte de vista y siempre pide que lo ayudes a realizar cualquier actividad.

 

No te sientas mal si has detectado que tu bebé tiene “mamitis”, tanto que es incapaz de ser independiente en algunas cuestiones de acuerdo a su edad. Aunque recibas severas críticas o comentarios negativos de la familia por la actitud de tu hijo, comienza a pensar de qué forma juntos pueden superar esta etapa con gran éxito.

 

  1. No seas tan dura contigo. Es normal que a tu hijo le sea difícil separarse de ti porque eres el principal referente de amor, cuidado y protección. Sin embargo es importante que entiendas que debes educar a un niño independiente.
  2. Procura entenderlo. La “mamitis” de tu pequeño puede verse intensificada si ha llegado un hermanito a casa, o bien, ante una enfermedad que lo hace necesitar tus atenciones y cuidados.
  3. Antes de cumplir los 18 meses, puede que tu bebé sienta gran desesperación al verte marchar. A esta edad los pequeños aún no entienden con claridad que si te ven salir de casa por las mañanas, regresarás en un par de horas a casa.
  4. Motiva su independencia. Cuando tenga la edad adecuada, incentívalo a que realice ciertas actividades por su cuenta, por ejemplo, que se vista solo, elija su ropa o salude a todos al llegar a una reunión.
  5. Para lograr un desapego sano dale a tu hijo la fortaleza, el amor y la seguridad a tu hijo para que pueda realizar actividades por sí sólo, pero siempre teniendo en mente que puede contar contigo.