Mitos frecuentes durante el embarazo

Mitos frecuentes durante el embarazo

Hace algunos años existían mitos acerca del embarazo, que seguramente algunas personas siguen creyendo y algunas te aconsejaran que los lleves a cabo, recuerda que el médico es el que tiene la última palabra y si tienes dudas de qué hacer o no durante esta etapa debes consultarlo con él.

Los tiempos han cambiado y mucho de lo que antes se creía, hoy se sabe que es completamente falso.
Estos son los mitos más frecuentes que escucharás:

¡Si te tiñes el cabello puedes dañar a tu bebé!

Científicamente esta información no está comprobada, lo único que puede ocurrir por los cambios hormonales es una reacción alérgica al tinte.

Afortunadamente ya existen productos con ingredientes naturales.

 Las computadoras te pueden afectar si las usas.

Esto tampoco es verdad. Lo único que te puede causar estragos en la piel son las luces que emite por los tubos fluorescentes. Pero con un poco de bloqueador solar y un protector de pantalla la podrás utilizar sin problema alguno.

 ¡Despídete del sexo durante esta etapa!
Esto es un mito, únicamente si tienes un embarazo de alto riesgo te recomendamos consultar a tu médico.

Si tú y tu bebé están en perfectas condiciones de salud no suspendas tu vida sexual, consulta los riesgos y las posiciones que sean más cómodas.

 La forma de tu panza se debe al sexo del bebé

Esta es determinada por el útero, ubicación y tamaño del bebé, el sexo de él no tiene nada que ver.

Te recomendamos practicarte la ecografía para saber qué será a partir de la semana 22 para que el resultado sea más confiable.

La acidez durante el embarazo se debe a la cantidad de cabello que va a tener tu bebé.

Esta información es totalmente falsa ya que no tiene nada que ver una cosa con la otra, lo que provoca indigestión es la disminución de producción de ácido clorhídrico y pepsina, además los músculos del estómago pierden tono y con esto pierde su capacidad para contraerse.
Te recomendamos evitar alimentos grasosos, fritos, condimentados. Además recuerda que no debes tener el estómago vacío por mucho tiempo.

¡Come por dos!

No hagas caso de este mito por nada del mundo, el rango de peso que está permitido subir durante el embarazo es entre 9 y 14 kilos máximo. No consumas calorías en exceso, mejor preocúpate por consumir los nutrientes suficientes.