Mitos sobre la paternidad Parte 2

Mitos sobre la paternidad Parte 2

Existen infinidad de mitos que afectan el rol de padre. Lo primero que hay que saber es que los sentimientos de la futura mamá son importantes, pero dependen mucho de los del papá. Si se le brinda cariño, confianza y protección la madre se sentirá́ más segura y lo transmitirá́ al niño, además de fortalecer el vínculo entre padre e hijo. Es por ello que continuamos la lista de algunos de los mitos más comunes sobre la paternidad:

Mito #4

Los papás no sufren durante el embarazo

Aunque es la mujer la que más cambios físicos sufre durante el embarazo, los hombres también tienen cambios hormonales. Sus niveles de cortisol y prolactina (hormonas responsables del estrés) aumentan durante el embarazo y por lo general, están más alerta y atentos a cualquier necesidad de la mujer embarazada. En algunos casos, los hombres pueden padecer náuseas, vómitos, cambios de humor e incluso antojos, sobre todo durante el primer trimestre de embarazo. A esto se le conoce como Síndrome de Couvade y se da sobre todo en padres primerizos.

Mito #5

Los padres juegan brusco

El juego “brusco” que en ocasiones practican los padres con sus hijos es, según las investigaciones, una parte vital del desarrollo del niño. Un estudio de 2012 del programa de investigación Padres y Familias de la Universidad de Newcastle, en Australia, destacó cómo el juego brusco que intercambian los padres con sus hijos ayuda a moldear el cerebro infantil y hasta construye la autoestima y la concentración.

Mito #6

Los hombres no desean tener hijos tanto como las mujeres

Puede que los hombres se muestren menos entusiastas porque se preocupan más por los costes financieros y los gastos que supone tener un hijo. El “instinto maternal” aparece antes en las mujeres que en los hombres, pero alrededor de los 40 años la mayoría de los hombres cambian de opinión y comienzan a desear ser padre.