Papás por segunda vez

Papás por segunda vez

Tener un primer hijo representa una gran responsabilidad, siempre tratas de prevenirte y estar al tanto de todo, pero ser padre por segunda vez aún que ya sepas lo que te espera puede que seas más preocupado, precisamente por esa razón ya sabes lo que es tener un bebé.

Pero por otra parte te vuelves más practico en todo para cambiar el pañal, el biberón, bañarlo, en fin, te vuelves un experto, hasta sabes algunas tácticas para dormirlo más rápido.

Equivocadamente se dice que los padres nos comprometemos menos emocionalmente con el segundo hijo que con el primero. Sin embargo, es más probable que nuestro compromiso sea distinto porque prestamos atención a diferentes cosas.

La segunda vez, nuestra atención está dividida. Ya no podemos estar centrados solamente en nosotros y nuestra pareja, también tenemos que prestar atención a nuestro otro hijo.