¿Por qué mi hijo se niega a prestar sus juguetes?

¿Por qué mi hijo se niega a prestar sus juguetes?

Si en repetidas ocasiones tu hijo se ha negado rotundamente a prestarle su juguete a otro niño, tranquila. Eso no significa que lo estás educando mal o que tu hijo es el más malo del mundo.

 

Alrededor de los 2 y 3 años de edad, tu bebé comenzará a decir una de sus palabras favoritas: “no”, con ella, él estará marcando sus deseos y propias intenciones. A esta edad, comienza a nacer su propia identidad. Se siente el centro del universo, por lo que identifica bien lo que es de su propiedad y difícilmente permitirá que alguien más lo tenga.

 

En esta etapa no sólo se negará a prestar cualquier juguete u objeto que sea suyo, tampoco querrá comer como antes lo hacia, y si no se le concede algunas de sus peticiones hará uno de los más grandes berrinches en la historia.

 

¿Qué puedes hacer?

 

  1. No lo obligues a prestar su osito de peluche favorito o podría volverse posesivo con sus cosas.
  2. Si se acerca una fiesta en tu casa, mantén a la vista los juguetes que de antemano sabes, no son sus favoritos. O bien, procura hacer actividades en grupo donde todos se diviertan e interactúen.

 

  1. Ayúdalo a comprender lo que siente. Explícale que su primo no se llevará para siempre su juguete, sólo lo tomará por un rato.

 

  1. Respeta que tu hijo no quiera prestar en ese momento sus juguetes. Sin embargo no permitas que pueda ser grosero con los demás.

 

  1. Ten mucha paciencia pues sólo se trata de una etapa de crecimiento en tu hijo.