¿Qué hacer con la llegada de un nuevo hermanito?

¿Qué hacer con la llegada de un nuevo hermanito?

La llegada de un hermanito a la familia es un momento para celebrar, pero también para cuidar, pues su rutina y la de los integrantes de la familia se verá afectada por este hecho.

Para que la transición sea más fácil, sobre todo con el hermano mayor, es necesario que tomes en cuenta lo siguiente:

 

  1. Incluye a tu hijo mayor desde el embarazo

Desde que le das la noticia ya hay una expectativa de cómo será su nuevo hermano, por eso es bueno que te acompañe a las citas prenatales para que escuche los latidos del corazón y vea las imágenes del ultrasonido. De esa forma tendrá un acercamiento y se emocionará igual que tú con su llegada.

 

  1. Crea un vínculo en los primero días

Integra a tu hijo en los momentos más emocionantes de la llegada, como lo es el baño. Pídele que él participe acomodando la ropa de su hermanito y deja que él lo moje de vez en cuando, esto hará que tu hijo se integre más y vea que su ayuda es relevante para el desarrollo de su hermano.

 

  1. Equilibra tu atención

Es imposible dar tiempo suficiente para cada hijo pues siempre el nuevo bebé demandará mayor atención al momento del baño, de alimentarlo o de dormirlo. ¡Combina actividades! Cuenta un cuento al mayor al momento de dar de comer al bebé o canten ambos alguna canción de cuna para que el pequeño duerma mejor.

 

  1. Dale tiempo de calidad al mayor

Queremos lograr que tu hijo no piense que el nuevo bebé está robando a mamá o a papá, por ello, cada que puedas concédele al mayor 20 minutos para jugar con él y durante el día hazle sentir tu presencia dirigiéndolo en actividades, como colorear o armar cubos.