Qué hacer para que mi hijo deje de llorar a la entrada de la escuela

Qué hacer para que mi hijo deje de llorar a la entrada de la escuela

El primer día de escuela es un evento desconocido tanto para ti como para tu hijo, ya sea que entre a kínder o la primaria: el shock será el mismo. El cambio de espacios y compañeros es una novedad que a la vez infunde miedo al tratarse de algo desconocido.

 

Antes del primer día de clases

 

  1. Semanas antes háblale sobre la escuela y sé claro en lo que pasará. Cuéntale que tendrá nuevos amigos y que hará actividades diferentes.

 

  1. Llévalo a las citas o juntas escolares previas y muéstrale los lugares nuevos a los que ingresará.

 

  1. Durante semanas haz que duerma a una hora adecuada y que se despierte temprano para que su organismo se adapte.

 

Durante los primeros días de escuela

 

  1. Crea una rutina para él llevándolo diariamente a la escuela. En el camino refuerza con mensajes sobre todo lo que aprenderá en ella.

 

  1. Uno de los mayores temores de los niños es saber que están lejos de ti, por ello, explícale que no está solo y que hay personas que lo apoyarán aunque tú no estés ahí.

 

  1. Si la escuela lo permite, por unos días deja que lleve un objeto querido para él, eso reforzará su seguridad.

 

  1. ¡Motívalo diariamente! Cuéntale que poco a poco se integrará a más actividades en su escuela y conocerá más gente.

 

  1. Evita al máximo los chantajes. Un niño no tiene que hacer cosas a cambio de dulces y juguetes.