Regreso a clases seguro

Regreso a clases seguro

Después de unas bien merecidas vacaciones, llegó la hora de regresar a la escuela. Durante el trayecto de la casa a la escuela y de la escuela a la casa nos enfrentamos a diferentes peligros; no importa la manera en la que te traslades, es importante conocer cómo podemos cuidar a nuestros pequeños.

Te compartimos algunos consejos para hacer de este regreso a clases, un regreso seguro:

  • Organiza tus salidas: Programa la salida con tiempo para evitar ir con prisa, esto te permitirá contar con tiempo de convivencia y disfrutar el trayecto.

 

  • Si viajas en coche: Asegúrate de que todos los pasajeros estén bien asegurados, ya sea con cinturón de seguridad o con su sillita (hasta que midan 1.45 mts). Revisa periódicamente la instalación de la silla y asegúrate de ajustar a tu pequeño correctamente cada vez que lo subes.

Si vas manejando,  recuerda respetar los límites de velocidad, esto te permitirá frenar en caso de que veas a un peatón cruzar. Ten especial cuidado en las zonas residenciales y escolares.

Si haces ronda con otras mamás asegúrate de contar con una sillita para cada pasajero y también que las otras mamás cuenten con una sillita para tu peque.  Lo mismo si tu pequeño suele viajar con los abuelos u otras personas. Hay opciones económicas para que todos puedan viajar seguros en todo momento.

  • Si vas caminando: Aprovecha los trayectos para enseñarle a tu pequeño cómo cuidarse mientras camina por las calles, procura agarrarlo de la mano mientras caminan para evitar que salga corriendo si algo le llama la atención. Enséñale a fijarse de ambos lados de la calle cuando va a cruzar.

 

Si usas carriola, presta atención en el momento de cruzar las calles, nunca pongas la carriola enfrente de ti antes de asegúrate que no viene ningún vehículo.

 

  • Si usas el autobús escolar: Si haces uso del transporte escolar procura buscar alguno en el que cada pasajero vaya en su propio asiento y que tenga cinturones de seguridad. Hay algunos en los que se puede incluso instalar una sillita, si es el caso, aprovecha y pídeles que tu pequeño vaya sentado en su lugar. Ten especial atención a los autobuses no regulados y en los que no cuentan con un lugar para cada pequeño, recuerda que en el caso de un accidente, pueden salir heridos.

Construyamos juntos una infancia segura.

Psic. Alma Cruz

Especialista en seguridad infantil