¿Sabías que las estrías se pueden evitar?

¿Sabías que las estrías se pueden evitar?

La mejor arma para combatir las estrías es la prevención. La piel se debe cuidar con extrema atención, para mantenerla elástica también en el embarazo, momento en el que está más sujeta a cambios hormonales y a un aumento de peso.

- Sí, por tanto, a las cremas antiestrías específicas para este fin, que proporcionan elasticidad y que son hidratantes. Estos productos deben aplicarse con regularidad sobre todo el cuerpo y, en particular, en las zonas de mayor riesgo.

- También se debe cuidar la dieta, dando preferencia a los alimentos que ayuden a preservar la juventud y elasticidad de la piel. Hay que empezar por los alimentos ricos en sustancias antioxidantes, como las vitaminas C y E, que se encuentran en las frutas, las verduras, las legumbres y los aceites vegetales. A favor de la vitamina C, que refuerza las células y, en consecuencia, también el fibroblasto, disponemos de los resultados de un reciente estudio turco que concluyó que las futuras mamás que tenían niveles más elevados de vitamina C en la sangre estaban menos expuestas a la formación de estrías.

- Evitar fumar: el tabaco puede aumentar el riesgo de sufrir estrías. Por lo tanto, para tener una piel más tonificada y sana, es preciso dejar de fumar, tanto antes como después de la concepción.

- Controlar el peso: durante el embarazo, es inevitable engordar, pero subir demasiados kilos puede ser perjudicial para la piel. En el transcurso de los nueve meses, no se debe engordar más de 8-12 kilos.

- Beber mucha agua: para mantener un cuerpo bien hidratado, debes beber mucha agua, unos dos litros diarios.

- Practicar ejercicio físico: una actividad física ligera (realizada según el consentimiento médico) permite tener el peso bajo control, así como tonificar los músculos, creando, así, un buen soporte cutáneo. Durante el embarazo, son ideales la natación y el streching.