Ser tía

Ser tía

Tener este rol en la familia es de los mejores privilegios que puedas gozar.
Para tu sobrino eres una nueva amiga, confidente y aliada para travesuras.

Aún que suene un poco egoísta, a veces es más divertido ser tía que ser madre.

Cuando eres tía no tienes la presión de educarlos, pero claro, esto tampoco quiere decir que contigo puedan hacer lo que quieran.

Los puedes consentir y esto pasa desde que te enteras que vas a ser tía.
les enseñas cosas divertidas y hacen una que otra travesura.

A demás de que para ellos te vuelves la mejor confidente, se crea un lazo de confianza muy importante.