Carrito de compra
Sillas altas para comer. Nuestras aliadas para convivir en la hora de los alimentos.

Sillas altas para comer. Nuestras aliadas para convivir en la hora de los alimentos.

 

La hora del desayuno, comida y cena son algunos de los momentos más importantes de las familias. Es el momento ideal para convivir y compartir experiencias del día y escuchar a los otros miembros de nuestra familia. Desde pequeños los niños van observando y aprendiendo cómo es que se comparten los alimentos en la casa. Queremos que nuestros pequeños se sientan parte de la familia, se reconozcan como miembros y se den cuenta que tienen un lugar especial.

Como muchas cosas en las casas, las mesas y sillas que utilizamos no están diseñadas para los niños, por lo que adecuar el espacio a sus características y necesidades nos permite brindarles los espacios de convivencia que necesitan para crecer y desarrollarse sanos y seguros. Las sillas altas o periqueras son una excelente alternativa para la hora de los alimentos. No sólo nos permiten tener a nuestros pequeños junto a nosotros en la mesa (y no encima), si no también enseñarles la importancia de estos momentos de convivencia y explorar nuevos sabores y texturas de los alimentos. La selección y uso correcto de estos importantes accesorios infantiles nos permitirá sacarles el mayor provecho posible.

¿En que fijarse al elegir una silla alta?

Cuando decidas comprar una silla alta  asegúrate de elegir la que se adecue a tus necesidades. A continuación te presentamos algunos puntos a considerar.

  • Altura: revisa que se pueda nivelar la altura, esto te ayudará a ponerla en el nivel adecuado dependiendo de donde la vas usar.
  • Cinturones: verifica que tenga cinturones o correas para sujetar a tu pequeño mientras este sentado, en algunos casos pueden ser únicamente a nivel del abdomen y en otros también a la altura de los hombros.
  • División para evitar caídas: verifica que en el asiento tenga una división para poner las dos piernas y las separe. Esto evitará que se resbale y caiga.
  • Bandeja: prueba que puedas quitar y poner fácilmente la bandeja para los alimentos, la tendrás que poner y quitar cada vez que la quieras usar así que entre más fácil y práctica sea su colocación, más sencillo será.
  • Ruedas: en caso de que tenga ruedas, asegúrate que cuenten con freno, de tal manera que no pueda deslizarse sin que tú te des cuenta.
  • Materiales: verifica la calidad del plástico, es decir, que no tenga bordes filosos o piezas que puedan rasguñar o cortar. Si tiene funda o cojín, verifica que sea lavarle y que el material sea suave. Recuerda que va a estar a en contacto con alimentos por lo que será necesario que la limpies y laves con frecuencia.

 

 

 

 

¿Cómo usarla de manera segura?

Como todos los productos infantiles, su adecuado uso nos puede ayudar a prevenir lesiones. A continuación te presentamos algunas recomendaciones para usarlas de manera segura.

  • Abrocha siempre los cinturones, no importa si el tiempo de uso es corto, recuerda que los niños se mueven más rápido de lo que creemos y en un descuido pueden pararse y caerse.
  • Nunca pongas una periquera cerca de una ventana, a los niños les gusta escalar. Tampoco la pongas en la cocina, en especial cerca de la estufa y de lugares en donde guardas objetos punzocortantes como tijeras y cuchillos. Lo mejor es mantener a los pequeños lejos de espacios donde pueden hacerse daño. Si tienes que colocarla cerca de una ventana o mueble peligroso, baja la altura para que no puedan escalarla.
  • Si colocas la periquera cerca de una mesa, coloca los alimentos calientes lejos de su alcance, esto evitará que los puedan tomar y quemarse.
  • Asegúrate de limpiar la silla y la bandeja después de ser utilizada. Verifica que no existan restos de alimentos en el asiento.
  • Revisa el manual, así podrás saber cuál es la manera correcta y segura de utilizarla.

Recuerda que ningún mueble u objeto debe sustituir la supervisión de un adulto. Mantente siempre cerca para evitar un accidente.

Disfruta ver crecer a tus pequeños, experimentar cosas nuevas y convivir con la familia.

 

Psic. Alma Cruz-Bañares

Especialista en seguridad infanil