Síntomas normales del segundo trimestre de embarazo

Síntomas normales del segundo trimestre de embarazo

¿Ya estás en el segundo trimestre de tu embarazo? Seguramente algunos síntomas del primer trimestre ya desaparecieron.

 

Pero comienzan otros como:


Dolor intenso en la parte baja de la espalda que se produce al inflamarse el nervio ciático. Es provocado por la distensión de los ligamentos de la zona producidos por una hormona segregada en el embarazo llamada relaxina.

Para combatir este síntoma te recomendamos practicar ejercicio, controlar el aumento de peso, hacerte masajes y evitar las malas posturas.

Calambres: son contracciones musculares involuntarias y dolorosas que aparecen con mayor intensidad en las piernas, especialmente en pantorrillas y pìes. Suelen aparecer cuando estás durmiendo. Para prevenirlos se aconseja consumir alimentos ricos en potasio (plátano, kiwi) y magnesio (hortalizas de hoja verdes).


Estreñimiento: es un trastorno que puede aparecer a partir del segundo trimestre provocado porque las hormonas ralentizan los movimientos de los intestinos. Bebe mucha agua, consume fibra y procura hacer un poco de ejercicio.

Hemorroides: las hemorroides pueden aparecer hasta mediados del segundo trimestre de embarazo, es un trastorno circulatorio provocado por la dilatación de la venas, producen picor o dolor. Alívialas con baños de agua fría, ve al baño en cuanto tengas ganas y ten mucha higiene.

Palpitaciones y taquicardia: este síntoma puede aparecer desde el primer trimestre, aunque se acentúa en el segundo, debido a que incrementa el flujo sanguíneo y hace que el corazón trabaje a marchas forzadas. Realiza respiraciones y mantente tranquila.

 

Contracciones de Braxton Hicks: estas contracciones son de práctica, sentirás dolores leves en la parte baja del abdomen, son repentinas y van a vienen. Si éstas se vuelven muy dolorosas y son constantes no dudes en llamar a tu médico.

 

Cambios en la piel: Algunas áreas de tu piel pueden tomar un tono más oscuro, o bien, te puede salir acné, vello o estrías. Te dará  comezón y algunas veces sentirás sudor excesivo. ¡No pasa nada, cuando acabe el embarazo se eliminarán!

 

Indigestión o acidez: esto es debido a que tu estómago tiene cambios de posición conforme crece tu útero. Consulta a tu médico para que te indique con qué medidas caseras puedes eliminarlas o reducirlas.

 

¡Ya falta menos, que emoción!