Carrito de compra
Tips para calentar la leche

Tips para calentar la leche

Lo normal al extraerse la leche, es conservarla bien en el refrigerador si se va a consumir pronto, o en el congelador si se guarda para más tiempo. Pero antes de dársela al bebé en el biberón, debemos calentarla, ya que la leche muy fría no es conveniente. Para que la leche conserve todas sus vitaminas y nutrientes, debe calentarse a temperatura controlada, nunca demasiado ni en el microondas, ya que el calor excesivo reduce enormemente los nutrientes y anticuerpos encargados de la protección del sistema inmune del pequeño.

 El mejor método para calentarla es al baño María, pues así se templará y no se calentará demasiado. Pero ten cuidado de que no hierva o perderá calidad. Otra opción, si no está muy fría, es ponerla bajo un chorro de agua caliente unos segundos. Recuerda que no hace falta que se caliente mucho, solo necesitas que esté a temperatura ambiente, pues así la toma el bebé cuando sale directamente de tu pecho. También, si dispones de él, puedes utilizar un calientabiberones. Y, por último, antes de ofrecérsela a tu hijo comprueba la temperatura echándote unas gotitas en la parte interna de la muñeca.