Trabajar en casa vs un empleo tradicional Parte 2

Trabajar en casa vs un empleo tradicional Parte 2

Ya hablamos un poco sobre los aspectos positivos de ser mamá y contar con un trabajo fuera de casa, ahora nos vamos del otro lado. No todo es felicidad para las mamás trabajadoras, ya que no siempre es fácil compatibilizar las demandas laborales con las del hogar; además tampoco ayuda tratar de cumplir con el mito de la “súpermujer” y querer ser la mejor en todo. Un estudio realizado por Katrina Leupp, de la Universidad de Washington, muestra que aquellas mujeres que trabajan y tienen una actitud según la cual las tareas del hogar y el trabajo son fáciles de compatibilizar presentan más síntomas de depresión que aquellas que son conscientes de que deben resignar algunos aspectos de su carrera y su maternidad si quieren lograr un equilibrio familiar-laboral. "A las mujeres les venden el cuento de que pueden hacer todo, pero todavía muchos empleos siguen diseñados para personas que no tienen la responsabilidad de criar hijos”, explica Leupp, quien resalta que, a pesar de todo esto, las mujeres que trabajan están mejor emocionalmente que las que se quedan en casa a cargo de los hijos. En fin, tanto ser ama de casa como trabajar fuera de ella implica muchos desafíos y cada uno tiene su propio mérito.