Tus niños y las mascotas

Tus niños y las mascotas

Tener una mascota, sea un perro o un gato u otro animal en casa, requiere compromiso, responsabilidad y dedicación. Al fin y al cabo, es uno más de la familia. La relación de los niños con los animales es muy especial, así como los cuidados que debemos tener.

  • Una cosa es el perro de la familia y otra cosa es un perrodel vecino. Por esta razón, es necesario enseñarle a tu hijo que cuando vea un animal en la calle, nunca se acerque a él sin antes preguntar primero al dueño del animal si existe algún peligro.
  • Si ven a un perro nervioso o que esté en la etapa de dar mordisquitos, dile a tu hijo que el perro no quiere jugaren aquel momento, pero jamás digan que les puede morder o que el perro es malo.
  • Jamás deben dejar solo a un niño pequeño jugando con el perro, hasta que éste no sea lo suficientemente responsable. En la etapa de aprendizaje los niños pueden ser crueles con sus compañeros, incluidos los perros. A pesar de su paciencia, la reacción del perro será defenderse ante alguna agresión.
  • Fomentar la empatía de tu hijo hacia el perro, demostrando cariño hacia la mascota. Cuando acaricien al niño en presencia del perro, haz lo mismo con tu mascota para que ella no se sienta marginada.
  • Estimula y enseña al niño a jugar con el perro. Ejemplos: tirando una pelota suave, rascándole la cabeza, haciéndole cosquillas. Los expertos dicen que los niños que crecen con animales son más tranquilos, responsables y cariñosos.
  • Con paciencia y comprensión, conseguirás una buena adaptación del niño y el perro. Será divertido verlos jugar juntos, y demostrarse cariño.